miércoles, 11 de marzo de 2009

Una de cowboys

Hoy iba caminando tranquilamente por la vereda de una avenida, cuando un bombazo a 10 metros de donde yo estaba, superó ampliamente los decibeles de "Los Abuelos de la Nada" en mis oídos. Inmediatamente, vi un patrullero con un policía asomado por la ventana con una tremenda escopeta, pasando al lado mío. Cincuenta metros más adelante, el BMW que recibió el disparo (qué desperdicio!) zigzagueaba entre los autos.

En dos segundos, todos los transeúntes se habían metido en los negocios, y yo me encontré sola en la vereda, cuando una señora me tironea el brazo para esconderme con ella en un pasillito.

-Cuidado!
-Pero ya se fueron, están como a una cuadra!
-Es que hay que tener cuidado con los refuerzos!
-Ah, ¿la policía acá tiene refuerzos?
-No, los refuerzos de los delincuentes, que persiguen a la policía!
-Ah bueno, me quedo mucho más tranquila... yo sabía que acá reina la impunidad, pero... ¡esto es peor que Argentina!

Pasaron 10 segundos y me despedí amablemente de la amable señora:

-Hasta luego, si no se me va a enfriar el pie y entonces me empieza a doler el esguince. Suerte!

Total, los refuerzos nunca vinieron, porque se ve que estos delincuentes eran improvisados.

2 comentarios:

Angela dijo...

Ten cuidado, locaaaa!!!!
Y recuerda que: "donde fueres, haz lo que vieres"... "apreta cachete"...

Ah, entre paréntesis, decibeles es con "b". Jajajajaja

Idealista Irredimible dijo...

Ah, tuve la duda al escribirlo, pero estaba apurada y en clase... ya está corregido, muchas gracias.

Y con eso de "donde fueres, haz lo que vieres", hace rato hubiera dejado de ser yo misma. Prefiero morir siendo auténtica, que salvar la vida para ser del montón.
Saludos!